La realidad virtual en la industria del sexo

La realidad virtual es todo un campo que cuenta con un amplio terreno para desenvolverse y por ende para verse involucrado con un sinfín de sectores. En ese sentido, no sorprende que en la actualidad sean muchos los desarrollos o noticias que se comparten en donde se vincula la realidad virtual con la industria del sexo: http://www.mvideoporno.xxx/youjizz/.

Así mismo hay que recordar el mundo en el que vivimos, es decir, en un planeta en donde todos nos encontramos interconectados, los robots pueden ordeñar vacas, los autos están a punto de conducirse por su cuenta, etc. En conclusión, esta relación entre la realidad virtual y la industria del sexo es sólo otra variante más.

La industria del sexo y la realidad virtual

Además de lo que se ha mencionado hasta el momento, hay que tener en cuenta que el sexo vende y en ese orden de ideas hay que considerar la industria del sexo como un motor más que le da un impulso importante al crecimiento de la realidad virtual, a su afianzamiento y por supuesto al desarrollo de nuevas tecnologías que hagan más rápida su masificación.

Ahora bien, en donde más se suele hacer énfasis al hablar de este tipo de temas es en los peligros de la realidad virtual para los usuarios, particularmente en lo adictiva que puede llegar a ser por sus propias características, y más si se piensa en que se estaría relacionando con una serie de experiencias sexuales.

No hay que pasar por alto que la realidad virtual se puede transformar en muy poco tiempo en un tipo de tecnología con la que se pueden construir mundos de una manera personalizada, lo que significa que la digitalización le puede dar vía libre a un sinfín de situaciones complejas que hasta la fecha la humanidad ni siquiera ha podido experimentar de una manera similar. En otras palabras, la industria del sexo y la realidad virtual se enfrentarían a un dilema ético y moral sin precedentes.

Sexo y tecnología son la combinación perfecta

Por otro lado y para centrarse en otra clase de aspectos que pueden ser calificados como más “positivos”, hay que tener presente que la realidad virtual y la industria del sexo llevarían las experiencias a otra nivel, es decir, por medio de este tipo de tecnología las personas podrían recrear escenarios que hasta el momento son impensados.

En conclusión, por el momento ni siquiera nos podemos imaginar todo el potencial que este tipo de herramienta puede traer consigo para la humanidad y de manera focalizada para la industria del sexo, pero lo cierto es que se tratará de una auténtica revolución que impactará en todo sentido a la industria tal y como la conocemos.